Miguel Clementson (Historiador del arte)        

 

Rafael Botí tuvo impresa incesantemente en su retina una imagen plural y al mismo tiempo sintética de la Córdoba más visceral, que convirtió en auténtico leit motiv de su pintura. El magisterio de Vázquez Díaz, su gravedad, ceden ante el lirismo poético de ese músico cordobés, que supo «orquestar» como nadie las claves lumínicas del color. Sus composiciones sencillas reordenan todo modelo visualizado por el artista, transmutando en esencia misma, por medio del color, cada propuesta figurativa.

DIARIO DE CÓRDOBA, ABRIL DE 1995.

Con la Marquesa de Yansol en la exposición celebrada en el Círculo de Bellas Artes (Madrid) en 1959.

Con una foto de su esposa, también cordobesa, en 1992.

?>