Con Rafael Romero de Torres y su hijo, en el Alcázar de los Reyes Católicos, el día que le impusieron al pintor la Medalla de Oro de la Ciudad y el título de Hijo Predilecto de Córdoba, 1979.

Previous Next

?>